Terapia Visual

La terapia visual es un programa de entrenamientos individualizados diseñados para corregir deficiencias visuales (motoras) y/o perceptivas (cognitivas), a través de un control del cerebro sobre la alineación, el enfoque, el movimiento, el seguimiento, y el trabajo  conjunto de los ojos. Las habilidades visuales que el paciente adquiere o mejora son reforzadas mediante la repetición y se acaban integrando en sus capacidades motoras y cognitivas al término de la terapia visual.

El tiempo depende de cada paciente y caso, las sesiones pueden ir desde los tres cuartos de hora a una hora cada semana y se deben complementar con trabajos diarios de unos 15 minutos en casa.

Por poner algún ejemplo, con la terapia visual nos permite mejorar el rendimiento escolar en ciertos niños con dificultades de aprendizaje.

Una mala ortografía, la baja velocidad o comprensión lectora y la dificultad a la hora de copiar o memorizar textos pueden esconder problemas de percepción y eficacia visual.

 

Por poner algún ejemplo, con la terapia visual nos permite mejorar el rendimiento escolar en ciertos niños con dificultades de aprendizaje.

Una mala ortografía, la baja velocidad o comprensión lectora y la dificultad a la hora de copiar o memorizar textos pueden esconder problemas de percepción y eficacia visual.